Hace sobre un año que Volkswagen anunció su modelo de Touran con Park Assist, pero hace algún tiempo que viene anunciando su comercialización en televisión y quería hacer referencia al tema por que me parece uno de esos pequeños avances que marcan toda una era en la tecnología automovilística.

Park Assist

foto del panel de pilotaje

Así es cómo ha denominado Volkswagen al nuevo sistema que permite aparcar al vehículo prácticamente solo y casi sin la intervención del conductor. Si hasta ahora sólo conocíamos el dispositivo introducido por Toyota en el Prius, que dicho sea de paso generó más críticas que alabanzas, Volkswagen introduce ahora en el Touran un dispositivo desarrollado conjuntamente con Valeo, que recogió los elogios de la prensa especializada durante la presentación del modelo en Italia.

Este dispositivo consiste en la introducción de dos nuevos sensores ultrasónicos en los extremos de la parte delantera del vehículo, que se suman a los dispositivos de ayuda al aparcamiento. Una vez pulsado el mando situado muy cerca de la palanca de cambios, el sistema comienza a funcionar. Para una correcta utilización, el conductor no podrá superar los 30 kilómetros por hora y deberá estar a una distancia de entre 0,5 y 1,5 metros de los coches que están previamente aparcados.

A partir de entonces el ‘Park Assist’ de Volkswagen comenzará a buscar el espacio necesario tanto a la izquierda como a la derecha del vehículo. Una vez encontrado nos aparecerá una indicación en el cuadro de instrumentos, que señala que debemos empezar la maniobra. Entonces colocaremos la palanca en posición de marcha atrás y a partir de ahí, tan sólo deberemos accionar el embrague, acelerador y freno o bien acelerador y freno si es automático.

[foto de la noticia]

El dispositivo comenzará a girar el volante completamente solo, sin la intervención del conductor y a un ritmo casi endiablado. Es una auténtica maravilla, comprobar la rapidez con la que el ‘Park Assist’ realiza las casi tres vueltas de volante hasta llegar al tope. Una vez encauzada la maniobra, los avisadores acústicos del sensor de aparcamiento nos indicarán que nos acercamos al vehículo situado justo detrás. En el momento en el que la señal acústica sea continúa, tan sólo habrá que introducir la primera marcha o bien la posición D en el aumático para que el mecanismo vuelva a accionar el volante para dejar el coche bien aparcado.

Etiquetas: , , , , , ,